Home    Alista tu propiedad para venderla

Alista tu propiedad para poder venderla con los consejos que a continuación te vamos a brindar. Y es que traemos esta información para todos nuestros lectores, clientes y amigos, como aporte en la orientación que requieren en el negocio inmobiliario.

En tal sentido vamos con unos sanos consejos para que los tenga a disposición y los aplique en el momento preciso que lo necesite. Y es que si tienes pensado vender tu propiedad, debes tenerla a tono para lograr venderla.

Son muchas cosas que debes tener en cuenta, para que puedas vender la propiedad de manera más expedita y así evitar los contratiempos que se te puedan presentar en el momento.

Alista la propiedad

Como es bien conocido en el argot de las ventas, la primera impresión siempre cuenta. Esa impresión será tu primera aliada. Y es que si tu casa está bien preparada, seguramente no tendrás inconvenientes desagradables.

La entrada de la casa debe estar reluciente y limpia, pues es la primera parte de la casa que el cliente ve al entrar. La puerta de entrada debes estar totalmente limpia. Los exteriores deben estar bien presentables.

Si en la entrada tienes árboles o plantas, están deben estar bien preservadas. Se deben retirar las hojas secas que caen de esas plantas, así como cualquier objeto que pueda ser desagradable o un obstáculo de cualquier tipo.

Invertir para ganar

La frase invertir para ganar es muy cierta. Pues todo el tiempo que se invierte en alguna reparación de la vivienda que tenemos pensado vender, va a ser ganancia. Por ejemplo si hay una baldosa dañada, cámbiala de inmediato.

Si hay grietas o paredes sucias, hay limpiarlas, repararlas, pintarlas o lo que se deba hacer. Una buena opción es pintar con colores alegres que den una vistosidad a la vivienda, como si fuera nueva.

Hay que poner la casa a tono, para que la persona que la vaya a ver quede impactada de inmediato. Que dicha persona no tenga preocupaciones por tener que reparar nada, solo que la vea, la compre y se mude de una para vivir en ella.

Revisión de todo

Es recomendable hacer una revisión exhaustiva de toda la propiedad para verificar que todo esté en orden. Por ejemplo, siempre es recomendable revisar la grifería y el alumbrado, así como el techo y las paredes.

Y es que no hay nada más desagradable que ver una grifería goteando, eso da muy mala impresión. Ese goteo es un indicativo de que hay problemas de fontanería en la vivienda.

Al mismo tiempo el alumbrado debe estar en óptimas condiciones. Los bombillos quemados pueden dar la impresión de problemas en las instalaciones eléctricas de la casa. Lo mejor es repararlas al momento en que colapsan o se queman.

Si descuidamos todas estas cosas, existe la posibilidad de que el cliente se vaya y no compre la casa. Son cosas sencillas de reparar y hacerlo no cuesta nada. Y es que la mayoría de las personas no le gusta comprar una casa para hacer reparaciones.

Son detalles, que aunque creamos que son insignificantes, pueden llegar a ser grandes detalles, que incluso nos pueden entorpecer la venta. Si quiere más información, visite nuestro blog.

Related Articles

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

DÉJANOS TUS DATOS PARA MÁS INFORMACIÓN
close slider

¡Llena este formulario para mas información!