WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Son variadas las gestiones bancarias que podemos hacer al momento de querer adquirir propiedades o inmuebles, que vayamos a utilizar para cualquier fin, de allí la relevancia de tenerlos en cuenta y saber cuáles son.

Y la experiencia en tantos años al servicio de nuestros clientes, nos indican que la mayoría de las entidades bancarias no dan la suficiente información o no explican claramente los detalles sobre los productos que ofrecen.

Por ello, traemos para que todos nuestros amigos, lectores y por supuesto nuestros mejores y más leales clientes, puedan conocer está información y de ese modo puedan utilizarla para sacarle el mejor provecho posible.

Gestiones Bancarias para Adquirir Propiedades

Para nadie es un secreto que los trámites y gestiones en las entidades bancarias para comprar bienes inmuebles, se debe prestar mucha atención a todo, lo que dice, en especial a los que está en letras pequeñas.

Al mismo tiempo se debe tener en cuenta y al mismo momento ser cuidadosos, pues por lo general algunos instrumentos financieros son objeto de las entidades bancarias, de estar asociados unos con otros, esto quiere decir, que vienen en paquetes.

Es muy cotidiano conseguirse con hipotecas que se vinculan con uno que otros seguro o quizás cualquier otro producto financiero, que por lo general es considerado ilegal, ya que no se puede obligar a la contratación de otros productos que no estas pidiendo.

Hay maneras de hacerlo, pero no se debe obligar al cliente a adquirir otro producto que no necesita, pues si no se pide no puede ser ofrecido. Los otros productos se pueden comprar en otra ocasión y tal vez, en otro lugar.

Algunos de los trámites

Cuando sumes la decisión de comprar una propiedad, por lo general lo primero que haces es reservar el producto, lo que lo convierte en el primer trámite legal que se efectúa para convertirte en propietario de dicha propiedad.

Y por lo general, cuando se reserva una propiedad a adquirir, ello trae consigo la regla de oro de hacer un abono porcentual del costo total de la propiedad. Y de esa manera se genera una obligación, para el comprador y el vendedor, de cumplir ciertos lapsos pautados para el negocio.

Y para el caso de que algunos de los involucrados, vendedor y comprador, decida posterior a ello, no culminar el negocio, se les aplicara una multa, que usualmente es dinero perdido para el comprador de su reserva y del vendedor tener qe devolver el doble de lo que ya había recibido.

Para el caso de un inmueble usado, hay que exigir ante las instancias competentes una especie de solvencia, esto nos va a permitir conocer si la propiedad no tiene deudas pendientes.

Otros detalles

Otra diligencia que se puede hacer es la de pedir información sobre las hipotecas que pueda haber tenido o tenga el inmueble en cuestión. Así se podrá conocer la situación legal de la propiedad.

Igualmente se puede buscar información sobre otras deudas que pueda tener pendiente el inmueble. Si deseas conocer mas no dudes en consultar nuestro blog.