WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Si poseemos una empresa inmobiliaria en algún momento van a llegarnos clientes difíciles, de allí la necesidad de que se aprenda la manera de identificarlos para conocerlos mejor y saber como debemos abordarlos y tratarlos.

Este tipo de clientes cuando son difíciles se pueden manejar de alguna manera para poder convertirlos en buenos clientes y que en algún momento te puedan ayudar incluso en la promoción de tu negocio.

De esta manera traemos para todos nuestros amigos, clientes y lectores, la más completa información sobre los clientes difíciles  como saber identificarlos para colocarlos en nuestra lista de clientes fidelizados.

Identificar a los clientes difíciles

Para conocer a los clientes difíciles dentro del ámbito inmobiliario, vamos a conocer algunas características y señales que te van a permitir alertarte sobre su presencia dentro de nuestro negocio inmobiliario.

Por lo general los clientes difíciles siempre se muestran como si estuvieran ocupados y andan con mucho afán. Al mismo tiempo se cree que siempre tiene la razón y es muy contradictorio y reacciona de manera rápida e inesperada.

Al mismo tiempo, este cliente difícil muestra un don de superioridad y se considera con un altísimo valor para nuestro negocio, de allí su exigencia de un trato  preferencial y especial.

Es muy exigente en cuanto a solicitar información técnica y especializada, por lo que siempre esta exigiendo que lo atienda un gerente,  si no le cumplen su exigencia se torna polémico hasta conseguir su fin.

Otros rasgos del cliente difícil

Los clientes difíciles son algunas veces conversadores y muy amables en una primera entrevista, sin embargo suelen tomarse más tiempo del que se deben tomar para ser atendido y te puede llevar del plano profesional al personal.

Este cliente se muestra siempre dudoso y le cuesta avanzar durante el proceso de negociación, pues se toma más tiempo del normal para poder tomar su decisión y es esquivo para emitir su opinión.

Por lo general, los clientes difíciles siempre están buscando beneficios personales o adicionales, como algún tipo de descuento  tal vez conseguir algunas condiciones especiales sobre el inmueble o el servicio.

Trato con clientes difíciles

Hay una máxima que dice que el cliente siempre tiene la razón, aunque es una frase muy trillada, es uno de los principios básicos. Y no se trata de hacerle todas las concesiones al cliente.

Pues se trata de ver al cliente como el centro del negocio y no de verlo como adversario, or o que se debe buscar la mejor solución para ellos, bien sea que la logres desde tu negocio o desde afuera, cuando no la tengas.

No se pude cometer el error de tomarse las cosas a modo personal, ello va a permitir que tengas una ayuda para manejar las emociones y continuar con la gestión ante un cliente difícil.

Una recomendación muy puntual es la de aplicar la técnica de CVBR, que es Características – Ventajas – Beneficios – Reflexión, que permite mostrar el servicio o característica como beneficio o ventaja. Más datos aquí.