WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Hay múltiples trucos al momento de mostrar una propiedad  y es algo que todo agente inmobiliario debe conocer y en paralelo, saber manejar, pues son esenciales al momento de querer concretar un negocio.

Como lo hemos dicho, enseñara una propiedad por dentro es algo delicado, pues no eres el propietario y hay cosas que son irrebatibles y al mismo tiempo, lo que para uno es ventaja, para otro es lo contrario.

Es por ello que queremos ofrecerte algunos trucos interesantes que van dedicados a todos nuestros clientes, lectores y amigos, para que sepan cómo hacer y manejarse al momento de enseñar una casa y poder venderla.

Mostrar una propiedad y sus trucos

Hay que resaltar algunos aspectos importantes, como por ejemplo la situación, si tienes una calle ruidosa, está la puedes vender como un lugar neurálgico, donde siempre hay mucha acción.

En cuanto a las necesidades de reforma, es importante tener en cuenta que la palabra nuevo es mucho para algunos, pero si tienes una casa no tan moderna, puedes mostrarla destacando los elementos arquitectónicos que no están en casa más nuevas.

Con relación al espacio, hay que manejar conceptos como los de la tendencia de las mini casas, pues muchos jóvenes tienen la preferencia de vivir  con menos cosas y de una manera más libre, de allí lo importante de resaltar los espacios limitados.

Otro truco interesante es sentarse a conversar con los potenciales clientes en la sala de estar para tratar asuntos concernientes a las condiciones, y que los clientes se sientan cómodos, algo así como si ya compraron la propiedad

Otros trucos

Cuando haces sentir a los potenciales clientes como si vivieran en la propiedad, los estas ayudando y te ayudas tú mismo, pues la negociaciones así avanzan luego de una relajada conversación en una sala.

Y si no cuentas con una sala de estar relajada, pues utiliza como alternativa el jardín para dar una caminata, pueden ser minutos que si se saben aprovechar, puedas encontrar puntos en común con los clientes.

Un Cierre con Inteligencia

Las visitas no suelen ser completas hasta tanto no converse con tus clientes acerca de las condiciones, y aunque suelen ser incomodas por lo exigente de la situación, siempre hay que estar preparado por si se requieren.

Puedes comenzar preguntándole a tu cliente sobre cuáles son sus impresiones acerca de la visita y aprovecha para conseguir toda la información a los fines de saber si lo que le ofreces se ajusta a sus necesidades.

En el caso de que sea una pareja, puedes preguntar si tienen hijos y ello te ayudara a saber si el modelo de casa que les puede servir y gustar. Y cuando has entrado en confianza, es el momento oportuno para tratar las condiciones.

Si es una negociación para vender, por supuesto que los requisitos son diferentes a los del alquiler, de allí la importancia de dar a conocer el precio primeramente, para conocer el verdadero interés. Si quieres más datos, vaya a nuestra página web.