WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Pudiéramos mencionar muchas normas sobre la ética inmobiliaria y no pararíamos en mucho rato, peor hoy queremos citar solo algunas de dichas normas para que tenga una noción sobre lo que este ético dentro de este mercado laboral.

De esta manera podemos hacer énfasis en lo que debe hacer un buen agente inmobiliario para con sus clientes al momento de entablar una relación de trabajo, que conlleve a una final feliz como lo es el cierre de una negociación.

Es por ello que quisimos destacar para todos nuestros clientes, lectores y amigos, lo más resaltante sobe el tema a los fines de que tengan al alcance de sus manos la más completa información y detalles.

Normas de la Ética Inmobiliaria

Uno de los postulados de la ética inmobiliaria destaca el no apartar propiedades a algunos clientes. Pues para poder separar una propiedad de algún agente inmobiliario debe este ceñirse a los aspectos légales.

Con ello se hará oficial dicha separación, entre las cuales destaca un contrato de compra venta o un contrato de garantías. Pero esta no debe darse de manera informal, pues se estaría cometiendo una falta ética.

La cual va en contra de la igualdad de oportunidades para los compradores potenciales, con lo que además se colocaría en riesgo los verdaderos intereses del vendedor y no es lo que se quiere.

No ocultar vicios de inmuebles

Si bien es cierto que el agente inmobiliario no debe ni está obligado a descubrir los defectos o fallas que pueda tener una propiedad,  de igual modo brindar asesoría a compradores sobre aspectos que estén fuera de su conocimiento y competencia.

Pero si tiene la obligación y el deber de no ocultar aquellos detalles así como posibles irregularidades sobre las que pueda tener conocimiento acerca de la propiedad.

Esta obligación esta descrita en el código de ética de los trabajadores inmobiliarios, donde reza que se debe proteger al público sobre los posibles fraudes así como de prácticas de dudosa reputación.

Y al mismo tiempo se debe hacer del conocimiento de las autoridades con competencia en la materia y se debe dar aviso a los clientes sobre los descubrimientos que pueda tener.

No mentir sobre las valuaciones

Como norma ética, los profesionales de los bienes inmuebles nunca realizan algún tipo de valuación así como de fijación de precios, si no posee los conocimientos técnicos y especializados sobre el tema y de igual modo si no posee la permisologia para efectuarla.

Sin embargo, aquellos agentes que están autorizados para efectuar valuaciones deben hacerlo con mucha transparencia por lo que hacen uso de conocimiento acerca del mercado y de las diferentes propiedades.

Esto con el firme propósito de hacer una fijación de precios honesta  justa, con mucho criterio profesional. Si desea más aportes como este, visite nuestro blog