WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Solemos cometer miles pifias en cuanto a la atención al cliente inmobiliario, ello puede ser muy perjudicial para todos los que de una u otra manera estamos vinculados con  las empresas de bienes raíces.

Y es que la atención al cliente es muy importante para el desarrollo de las actividades comerciales, publicitarias, entre otros, que son cuestiones comunes dentro del desenvolvimiento de las labores de una agencia inmobiliaria.

Es por ello que traemos para todos nuestros clientes, amigos y lectores, la más detallada información sobre cuáles son esas pifias que comúnmente cometemos y que pueden afectar el ambiente laboral de nuestra agencia inmobiliaria.

Pifias en la Atención al Cliente Inmobiliario

Siempre hay que ser claro en cuanto a las condiciones que ofrecemos de nuestro negocio. Y es que debemos tener claro que se trabaja en dos frentes, el de nuestros clientes y el del que recibe el impacto de la gestión que desarrollamos.

De allí la queja por la falta de claridad en cuanto a las condiciones, es algo que se ha vuelto muy común. Y es que son miles las personas que se han quejado por que no se les aclararon las condiciones.

Y es que para ello debemos entender que la inmobiliaria es un negocio, para lo cual todas las partes que se involucran deben tener claras las reglas del juego, si todo resultara más sencillo.

Y es que aunque muchos no lo crean, no hay una frase que te cause más frustración que la de oír: Eso no me los dijiste. Es una frase lapidaria y muy contundente en este tipo de negocios.

Tener una solución

Para tener claridad en cuanto a las condiciones, lo mejor es dejar claro todo desde el primer momento, pues si juegas a dos o más bandas, es posible que pierdas el control de la situación.

Por ejemplo, si eres de los que cobra comisiones por compra o alquiler, debes hacerlo del conocimiento de las partes involucradas, es algo que no se debe hacer, pero es hablar con honestidad y cliente vera si l acepta o no.

Debes estar a la altura de la inmobiliaria, y más si es una franquicia, pues los que se asocian son ellos les interesa la experiencia y los medios a alcance, y para los clientes, la reputación de la marca.

Y el problema sucede cuando una franquicia no se encuentra a la altura de la marca, es algo que puede resultar ser muy negativo para la inmobiliaria franquiciada.

Otra solución

Se debe tener conciencia de que al representar una marca, la actuación debe ser ética e intachable, pues el que sale mal atendido, seguramente no regresara más nunca

Y se origina una transferencia hacia la marca que es muy cuesta arriba rectificar, y es que históricamente sabemos que una persona que ha tenido una mala experiencia es más activa que la que quedo satisfecha.

Es por ello que debemos conocer cuáles son los errores que alejan cliente, para no cometerlos en el futuro cercano. Si desea más detalles, vaya a nuestro blog.