WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Son muchos y al mismo tiempo diferentes los tipos de clientes que se encuentran dentro del mercado inmobiliario, y debes saber identificarlos para poder saber que tipo de estrategia debes aplicar a la hora de abordarlos.

Es muy importante conocer las características que puedan tener dada tipo de cliente dentro las comercialización de las propiedades, pues son de vital importancia durante lo que pueda durar el proceso  de negociación.

Es por ello que esta información es de vital importancia, tanto para nuestros clientes, así como para nuestros lectores y amigos, quienes saben que pueden contar con nosotros para documentarse a la hora de buscar información inmobiliaria.

Tipos de clientes en el mercado inmobiliario

Así conseguimos  a los clientes amistosos, que suelen ser personas muy tratables, que siempre saludan y entablan conversaciones sobre diversos tópicos.  Ello facilita el proceso pues al conversar se conoce mucho sobre él.

Durante ese proceso de conversación con el cliente amistoso, se puede ahondar en saber cuáles son sus intereses así como cuáles son sus preferencias, para de esta manera poder diseñar algunas propuestas que puedan ser de interés.

Se han visto casos en los cuales este tipo de cliente es desbordante en cuanto a la conversación y puede darse el caso de quiere involucrarse en actividades de tipo social, pero se debe ser cuidadoso, pues ocupa mucho tiempo.

O en el peor de los caso, puede hacer acercamientos que pueden ser dañinos para la negociación. De allí que debas ofrecer un trato amable y respetuoso que siempre atienda las necesidades del cliente.

Y se debe tener una línea muy definida hasta qué punto se puede y debe llegar, se puede hacer uso de una estrategia de decir como pretexto que se debe acudir  una actividad que es ineludible, sin incomodar pero manteniendo una relación cordial.

Los clientes Escépticos

Los clientes escépticos suelen ser los clientes más complicados. Y es que ellos siempre están pensado que van a ser engañados, así como de igual modo a pensar que el interés del agente inmobiliario es solo venderle una propiedad.

Ello es razonable, pues en alguna oportunidad, él o alguien de su familia cercana puede haber sufrido la mala experiencia en algún tipo de negocio, lo que lo vuelve desconfiado.

Suelen ser personas negativas, y por lo general ante cualquier propuesta, siempre emite una respuesta  de desconfianza, que puede ser cortante y displicente. Suele tomar una actitud de superioridad y quiere ser dominante en su posición.

Si se quiere salir adelante con este tipo de cliente, se debe documentar para tener una preparación con una lista de posibles inconvenientes que pueda hacerle a tu propuesta, para lo cual debes tener la repuesta bien argumentada para refutarla.

Y cuando observes que el cliente comience a bajar su actitud intransigente y comience a escuchar los planteamientos que se le hagan, es el momento cuando debes lanzar todo para lograr concretar el negocio. Si quieres más detalles visita nuestra página web.