WhatsApp: +1 (954) 410-3646 atabosky@utgmiami.com

Cuando compramos una casa con chimenea debemos saber y conocer el uso y manejo de la chimenea. Esto con el firme propósito de evitar momentos desagradables que pudieran ocasionar algún tipo de malestar.

Y es que existen maneras de hacer un buen uso de la chimenea dentro de la casa, que aunque parezcan simples consejos, no dejan de ser importantes cuando se va a utilizar dicho utensilio para la calefacción del hogar.

De esta manera, nuestros amigos, lectores y clientes, podrán conocer algunos aspectos importantes a la hora de hacer cosas con la chimenea, como por  ejemplo, el encendido de la misma, así como el uso y manejo de la chimenea.

Uso y manejo de la chimenea

Uno de los consejos más fáciles y por ende más útiles cuando se tiene una casa con chimenea, es el del encendido de la misma. Muchos dirán que es cosa fácil, pero no por ello debe hacerse de manera cuidadosa.

Por ejemplo, para encender el fuego y hacer uso de la chimenea, se debe comenzar con la colocación de ramas y troncos pequeños, que nos servirán para encender la llama.

Luego se pueden ir incorporando troncos un poco más grandes y gruesos, que van a  permitir que el fuego se mantenga vivo. De igual modo, una vez que el fuego este encendido, es importante controlarlo.

Si el fuego crece, debes apartar algunos troncos, a los fines de que el fuego se mitigue. De allí la importancia de iniciar el fuego con troncos pequeños y cuando esté controlado, se pueden incorporar troncos más gruesos para caldear el ambiente.

Proceso para apagar el fuego

Para apagar el fuego de la chimenea se debe seguir un proceso, pues una vez que el fuego se haya apagado, habrá algunas cenizas que aun tendrán brasas, para lo cual debemos apagarla removiendo las cenizas y esparcirlas por el suelo de la chimenea.

De esa manera debes esperar un momento a que se apaguen todas las brasas y con la ayuda de la pala de chimenea, debes retirar todas las cenizas a los fines de que el espacio quede completamente limpio.

En caso de que tengas que salir de la casa o te vas a dormir, debes cerciorarte de que el fuego está completamente apagado, puedes usar una botella con agua y esparcirla por encima de las brasas, y listo, se apagaran las brasas.

Limpieza de la chimenea

La limpieza de la chimenea de una manera periódica nos va a permitir el humo salga y no se acumule dentro de la casa. Es por ello que debes saber cómo es la limpieza de la chimenea para un mejor funcionamiento.

Para dicha limpieza debes tener cepillos especiales para quitar el hollín acumulado en la chimenea, así como para quitar las cenizas. Del mismo modo se debe limpiar el tubo de salida.

Se introduce el cepillo en el agujero de salida del aire de forma ascendente y descendente al mismo tiempo, aplicando la fuerza necesaria para retirar la mayor cantidad de sucio posible. Si quiere más consejos, visite nuestro blog.