Home    El servicio en el negocio inmobiliario

 El servicio en el negocio inmobiliario

El servicio en el negocio inmobiliario

La vocación de el servicio en el negocio inmobiliario es una de las virtudes más importante que todo agente inmobiliario debe poseer; por tanto quienes deseen incrementar las probabilidades de éxito en este tipo de negocio deben; preocuparse y ocuparse por cultivar e incluir esta cualidad  dentro de su trabajo profesional diario.

Muchos agentes suelen darle poca importancia a esta cualidad,  y se esmeran por desarrollar otras habilidades y técnicas; que les aseguren el cierre de un mayor número de ventas efectivas. Sin embargo para llegar a ese punto se requiere saber transitar por los caminos de la atención y negociación con el cliente; en donde la vocación de servicio es  fundamental.

Desde el mismo momento en que entramos en contacto por primera vez con nuestros clientes debemos mostrarnos serviciales; ya que la misión fundamental de un agente inmobiliario es acompañar y orientar a sus clientes durante todo el proceso; de revisión y selección de la casa o inmueble adecuado a sus posibilidades y deseos.

El servicio en el negocio inmobiliario de contar con profesional en ventas esencialmente servicial; es decir amable, educada y respetuosa. Debe saber escuchar con atención e interés todo cuanto guste; disguste preocupe y desee el cliente, para saber ubicar las opciones que más se adapten a tales requerimientos.

Las personas serviciales se preocupan más por buscar complacer a quienes sirven que por alcanzar beneficios propios y esta es una clave por excelencia en el negocio inmobiliario, donde lo importante es ayudar a las personas a comprar lo que buscan antes que pretender venderles lo que tenemos.

 

Un cliente satisfecho puede incrementar nuestros referidos

En nuestra compañia, creemos que un agente inmobiliario debe preocuparse porque su cliente compre; lo que desee y no por venderle lo que sea, pues esto a la larga en lugar de causarle mayores beneficios podría afectar la reputación y prestigio del agente.

Cuando un cliente descubre que fue envuelto por una serie de estrategias que le condujeron a comprar; lo que no deseaba o necesitaba en realidad, se sentirá  engañado y se decepcionará del servicio y de la atención brindado por el agente; y con seguridad mal pondrá su reputación y calidad profesional.

Como hemos dicho el ser servicial es una vocación intrínseca de la persona; pero que también puede ser  desarrollada por quienes se dedican a la atención al cliente. Los profesionales dedicados al trabajo con público que no poseen esta vocación y no la cultivan; se sentirán siempre amargados y no lograrán mejorar sus índices de eficiencia.

En el negocio inmobiliario es fundamental que los agentes posean el espíritu de servicio; y que se esmeren por brindar una atención de calidad a cada uno de sus clientes. Porque de esa manera tendrán mayores probabilidades de ganar la confianza de sus clientes, y de que éstos le refieran entre sus amigos y contactos.

La vocación de servicio no es algo que se puede imponer, debe nacer de la persona. Es una actitud natural que el profesional posee. Toda agencia inmobiliaria que desee brindar atención de calidad a sus usuarios deberá aprender a seleccionar muy bien a sus agentes de venta; por cuanto antes de verificar cualquier otra habilidad profesional deberán asegurarse que éstos posean vocación de servicio.

Related Articles

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

DÉJANOS TUS DATOS PARA MÁS INFORMACIÓN
close slider

¡Llena este formulario para mas información!